¿Te gustaría recibir actualizaciones de nuestros artículos en tu correo?

    Es el momento: cultiva tu liderazgo, cosecha el éxito

    Tarde o temprano, en nuestra vida profesional –y personal– llega la oportunidad de hacernos la gran pregunta: ¿estoy en el camino correcto para lograr lo que quiero?


    Cuando la respuesta es afirmativa, es buen momento para optimizar la experiencia adquirida y trazar nuevos objetivos en nuestro plan de desarrollo. Si no, quizá sea momento de hacer una pausa y pensar en ello.

    Las palabras competencias, liderazgo y éxito giran en nuestra cabeza cuando queremos cambiar algo en nuestra vida personal o profesional, mejorar nuestra posición en una empresa o iniciar un emprendimiento. Aceptémoslo: están ligadas a momentos de cambio, y también a historias de vida extraordinarias que resultan de iniciarlos. ¡Y vaya que hemos aprendido sobre los cambios después de 2020 y la pandemia!

    El éxito, por ejemplo, es el resultado de nuestra incidencia positiva en las vidas de otros, que marca favorablemente a generaciones enteras y conduce al crecimiento personal. Por ejemplo, para Bill Gates, líder indiscutible en el ramo de la tecnología, la base del éxito consiste en hacer la diferencia y cuidar a las personas cercanas. Para Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, el éxito surge al apostar por la innovación y rodearse de un equipo talentoso. Mahatma Gandhi, por su parte, ejerció un liderazgo transformador, influyendo en otros hasta lograr un objetivo común que benefició a toda su sociedad: la independencia de su país. Como Bill Gates y Elon Musk, Gandhi también conquistó el éxito: todos ellos han trazado una trayectoria que llevó al cumplimiento de metas y, en el proceso, transformó positivamente la vida de los demás.

    Por su parte, David Noel Ramírez Padilla, quien fuera rector en el Tecnológico de Monterrey, ha perfilado a una persona líder como capaz de dejar huella por sus características:

    Independientemente de si se busca o no ejercer un liderazgo orientado a mejorar las vidas de otros, en el terreno de la implementación de cambios individuales personales y profesionales todos estos reconocidos líderes coinciden en tres competencias (o habilidades) clave para alcanzar las metas (o tener éxito): el trabajo constante, la capacidad de aprender del fracaso y el ejercicio de una comunicación clara, sumadas a la búsqueda permanente de equilibrio entre el bienestar y el trabajo.

    Además, reflexionar sobre el camino andado, y hacer una autoevaluación sobre si estamos ejerciendo un liderazgo y si este es positivo o negativo, es indispensable para seguir gestionando nuestro plan de desarrollo profesional de una manera positiva.

    reflexionar-sobre-tu-futuro-exatec

    NUEVAS COMPETENCIAS EN UN MUNDO LÍQUIDO

    El sociólogo Zygmunt Bauman definió la posmodernidad como la era de la liquidez, una etapa histórica en la que imperan la flexibilidad y los cambios continuos. Esto se ha recrudecido y visibilizado particularmente a partir de 2020: las certezas de ayer se han diluido y esto ha provocado que hasta el propio mercado o el Estado, antes predecibles, estén a expensas de fenómenos como la variabilidad extrema y la competitividad. 

    En ese panorama líquido, las nuevas generaciones están siendo formadas en la resiliencia, trabajan de forma colaborativa sin importar el tiempo ni el espacio, y utilizan la tecnología como soporte. Sin embargo, para una persona formada en entornos menos impredecibles, eso no quiere decir que tu experiencia resulte obsoleta; al contrario, si combinas tus conocimientos y habilidades con nuevas herramientas y capacidades, puedes convertirte en guía para otras personas que les ayude a consolidar su conocimiento. Eso implicaría usar tus recursos personales, los existentes más los nuevos, para transformarte en una figura de liderazgo para nuevas generaciones.

    Para desarrollar nuevas competencias, hay que considerar que normalmente estas se vinculan a un plan de carrera. En estos tiempos líquidos, la mayoría de las empresas dan prioridad a las competencias –antes que a la antigüedad– a la hora de hacer nuevas contrataciones o de promover a sus integrantes. De acuerdo con la Dra. Martha Alles, autora de Modelo de Competenciaslas competencias más valoradas son:

    • Liderazgo.
    • Visión estratégica.
    • Habilidad comunicativa.
    • Compromiso con los resultados.
    • Resolución de problemas.
    • Resiliencia.
    • Capacidad de colaboración.
    • Coordinación de talentos.

    Haz una pausa y revisa de nuevo tus competencias. ¿Necesitas reforzar alguna para crecer en tu área? ¿Has considerado algún curso de especialización o educación continua? ¿Qué más puedes aprender sobre tu carrera o negocio? Como podemos ver en los buenos liderazgos, aprender de áreas distintas a tu carrera original puede detonar la creatividad y la innovación. Insistimos: el liderazgo se forma, se cultiva y se desarrolla. Lograr un ascenso no es cuestión de buena suerte, sino de preparación.

    LÍDER QUE SE PREPARA PARA (Y CONSTRUYE) EL FUTURO

    Para Steve Jobs, tener una visión clara es clave para mantener la pasión, y esta nos permite seguir aprendiendo, sin importar el nivel de experiencia en que nos encontremos. Por su parte, Elon Musk insiste en que alguien que sea líder tendrá éxito si se prepara para planear y anticiparse a las crisis prediciendo el futuro.

    Si no sabes por dónde empezar a adquirir nuevos conocimientos y habilidades, el primer paso puede ser leer papers o navegar en sitios de investigación donde encontrarás los últimos avances relacionados con tu área profesional. Así, sabrás cuáles son las nuevas tendencias y herramientas disponibles para tu crecimiento. Comprenderlas te puede llevar a buscar adquirirlas, pero también a fomentar un pensamiento disruptivo que cambie tu propia profesión.

    prepara-para-el-futuro-exatec

    Ten presente que renovarse de manera constante es el nuevo estándar del mercado. Por ello, si aún tienes metas y objetivos pendientes, tal vez sea momento de volver a las aulas.

    EL DESARROLLO DE UNA PERSONA LÍDER ES INTEGRAL

    Seguir preparándote, de acuerdo con tendencias como el lifelong learning, es decisivo en tu camino para alcanzar un liderazgo que en el futuro marque la historia a través de tu perspectiva y experiencia. Un estudio realizado por OCC Mundial y la Asociación de Internet MX revela que el 30% de las personas que siguen estudiando lo hace para sumar conocimiento, mientras que un 23% continúa sus estudios con la finalidad de migrar a una mejor empresa. Solo el 19% busca incrementar su nivel salarial.

    Como verás, la educación continua puede ser un medio para cambiar de empresa o subir de puesto, pero también, si emprendes, puede ser una valiosa vía para retener y desarrollar a tu equipo o al personal de tu empresa. Como menciona la Dra. Martha Alles, en su libro Modelo de competencias, una persona líder no solo busca formarse a sí misma, sino que se preocupa por el crecimiento y bienestar de cada uno de sus colaboradores y les ayuda a diseñar su plan de desarrollo. Además, al seguir capacitándote y facilitar la adquisición de nuevas habilidades a tu equipo, podrás reinventarte en tu espíritu emprendedor y hacer nuevas relaciones en tu área profesional.

    Si consideras que el aspecto financiero es un obstáculo para adquirir nuevas habilidades, puedes buscar opciones de becas corporativas o aprovechar los apoyos que dan las universidades de México para realizar un posgrado, hacer cursos, diplomados o talleres específicos de desarrollo de competencias.

    Un líder no solo busca formarse a sí mismo, sino que se preocupa por el desarrollo de su equipo y los ayuda con su plan de desarrollo

    ¿ESTUDIAR, EMPRENDER E INFLUENCIAR?

    ¿Has notado que ahora muchos de tus colegas, además de ejercer su carrera, llevan a cabo actividades que parecen incompatibles con lo que estudiaron? En el siglo XXI todo es posible y la única constante es la transformación –que sucede, ya lo dijimos, de forma vertiginosa–. Abrazar el cambio puede abrir las puertas que imaginabas cerradas o que nunca antes habías explorado.

    Nueva llamada a la acción

    Mantener una mente flexible a lo que acontece, e integrar los hechos a eso que te apasiona, puede convertir la realidad en una fuente inagotable de descubrimientos y nuevas experiencias. Por ejemplo, si posees un restaurante y quieres innovar en la industria gastronómica, empieza por investigar sobre el origen de los platillos, cuenta su historia de forma original y genera contenido valioso que puedas compartir en tus redes sociales o página empresarial. Al mismo tiempo, organiza eventos de networking y haz alianzas con emprendimientos de otros giros. Sé  influencer o líder de opinión que conecte con nuevas personas para crear un ecosistema en constante expansión, mediante el cual puedes influir en la forma en que, siguiendo con nuestro ejemplo, come tu comunidad, todo esto mientras crece tu negocio. ¿Se te antoja la idea?

    APRENDER COMO MENTOR

    En este punto de tu vida, puedes volver al aula como estudiante de posgrado, como ya dijimos, pero también puedes compartir tu experiencia participando en las mentorías que siempre quisiste tener. También, puedes ser guía para otras personas si colaboras como speaker en conferencias (virtuales o presenciales dentro de poco), o patrocinas incubadoras de negocios, por ejemplo.

    Tu experiencia puede ayudar a otras personas a enfocar sus habilidades en proyectos que transformen su comunidad. Incluso, tal vez puedes descubrir futuros talentos e incorporarlos a tus proyectos empresariales o personales. El buen líder aprende con humildad porque es estudiante y docente a la vez, hace las mejores preguntas con curiosidad y busca respuestas activamente; además, sabe rodearse de personas talentosas. Nadie alcanza el éxito en solitario.

    Si quieres conocer todas las oportunidades que tienes en tu comunidad EXATEC para compartir tu liderazgo, incluidos los eventos vigentes, puedes consultar aquí el sitio que las reúne.

    Tu experiencia puede ayudar a otros a enfocar sus habilidades en proyectos que transformen su comunidad

    LA PREGUNTA QUE SE REPITE

    Cada tanto, vuelve a hacerte este par de preguntas: ¿mi plan de desarrollo está funcionando? ¿Debo hacer cambios para poder alcanzar mis metas? Al tomar como ejemplo la vida de otras personas líderes, podemos ver que una pieza clave en el crecimiento profesional es reflexionar sobre los fracasos y hacer las preguntas pertinentes.

    En nuestro entorno, hay profesionales que pueden sentir frustración por creer que sus metas se alejan cada vez más. También pueden sentir limitación, o aburrimiento, por aspectos tan usuales como la falta de motivación en su trabajo. Pese a todo, es común que profesionales así no se detengan a meditar ni se cuestionen por temor a encontrar una respuesta non grata. Si te identificas con esta descripción, solo ten en cuenta que reflexionar en torno a lo que somos y lo que queremos hacer nos permite confirmar los caminos que hemos tomado, o replantearnos nuevos. ¡El cambio es el inicio de la evolución!

    En este espacio, queremos acompañar tu plan de desarrollo compartiéndote información. No estás en solitario: otras personas hemos pasado por procesos de crecimiento como los que te llevarán a ser líder. Hay, incluso, quienes ya recorrieron este camino y hoy pueden ser guías o mentorear, formando un círculo virtuoso. Citando de nuevo a Gates: cuidar de otros es parte del éxito de un líder.

     

    FUENTES

    1.- Tiempos líquidos. Vivir en una época de incertidumbres. - Zygmunt Bauman

    2.- Diez lecciones que tienes que aprender de Bill Gates - B. Gómez

    3.- ¿Cuál es el perfil de un líder del mañana según el Tec? - M. Rodríguez

    4.- Diez principios para el éxito de Steve Jobs. - V. Matesanz

    5.- Educación en Línea en México 2018. - Asociación de Internet MX y OCC Mundial