¿Te gustaría recibir actualizaciones de nuestros artículos en tu correo?

    ¿Qué es hacer labor social y por qué es importante para ti?

    Quien ha participado en proyectos que procuran el bienestar de una comunidad, más si se trata de un grupo de algún modo vulnerable, sabe lo gratificante que puede llegar a ser olvidarse del beneficio personal para atender necesidades de mayor trascendencia.

    Decía Alejandro Magno, rey de Macedonia 300 años antes de Cristo: “De la conducta de cada uno depende el destino de todos”. Dando crédito a estas palabras, a todas luces congruentes, podemos tener seguridad de que nuestra presencia en la labor social tendrá siempre un impacto social determinante.

    Pero, ¿qué significa ser parte de una labor social y por qué esto es significativo para tu etapa de vida específica? Este término se refiere, como lo explica Sonia Álvarez, Coordinadora General del Banco de Ropa de Hermosillo, a poner en práctica nuestros valores, el respeto por los derechos humanos y el ser parte de alguna acción social que tenga un impacto positivo en nuestro entorno, con el fin de favorecer a quienes se encuentran en una situación vulnerable, entendiendo, de inicio los factores históricos, socioeconómicos, culturales, geográficos, etc., que generan dicha vulnerabilidad.

    Como toda actividad relevante, hacer labor social, naturalmente, demanda tiempo. Por ello, es ideal para etapas de vida como el retiro o jubilación, donde hay un mayor número de horas disponibles y, como ya planteamos anteriormente, se vive un retorno a preguntas fundamentales como ¿qué le da sentido a la vida? Si estás buscando nuevas respuestas a estas preguntas y considerando cómo dejar tu propio legado, quizá la labor social sea tu próximo camino.

    Hacer labor social es ser parte de alguna acción social que tenga un impacto positivo en nuestro entorno

    ¿Qué diferencia hace dedicarse a la labor social?

    Dedicarte a la labor social después del retiro significa comprometerte ética y responsablemente para aportarle algo al mundo. En ese compromiso, están presentes conceptos como derechos humanos, diversidad, equidad, respeto y justicia social, entre otros.

    Imagina que puedes emprender acciones que mejoran la calidad de vida de personas que están viviendo, por ejemplo, una crisis sanitaria, social o económica. Tu labor social así aplicada sería una forma de aprovechar tu retiro para que no pase sin pena ni gloria, aprovechando tus conocimientos y experiencias de toda una vida para sembrar semillas de enorme valor para generaciones futuras. 

    Tu participación en labores sociales implica, por supuesto, considerar las condiciones propias de las poblaciones impactadas, pues podrían estar lidiando con aspectos tangenciales que requieren cuidados especiales no necesariamente relacionados o mejorables de manera directa con la labor que pretendes realizar, como condiciones de violencia de género o situación de calle, por ejemplo. Entre otros aspectos, es aconsejable que previamente:

    • Detectes necesidades y capacidad de acción.

    • Te sensibilices de las condiciones de necesidad con familiares o personas cercanas a quienes requieren tu ayuda.

    • Te involucres con agrupaciones que ya poseen la experiencia de atención a grupos y comunidades.

    • Participes en planes de intervención y/o proyectos de investigación.

    Recuerda que la prioridad de la labor social es buscar el bienestar de las personas, partiendo siempre de la base que dan los derechos humanos.

    También es importante recordarte que no siempre tendrás los elementos necesarios para realizar una labor social efectiva. Es relevante entender los propios límites. De acuerdo con la Federación Internacional de Trabajadores Sociales, “la práctica del trabajo social tiene una gama de actividades que incluyen diversas formas de terapia y asesoramiento, trabajo en grupo y comunitario, la formulación y análisis de políticas, y las intervenciones políticas y de apoyo”, por lo que resulta crucial tener claras de antemano las áreas de labor en que podrás colaborar y ceder a más personas expertas la estafeta de las que no. Lo importante, siempre, es el bienestar de las y los ayudados.

    Dedicarte a la labor social después del retiro significa comprometerte ética y responsablemente para aportarle algo al mundo

    que-es-labor-social-por-que-es-importante

    Algunas opciones en las que puedes participar

    En México, existen diversas organizaciones de labor social entre las que puedes elegir la que mejor se adapte a tu disposición e intereses.

    Por supuesto, nuestro primer consejo es que lo hagas en casa y con seguridad. Las opciones de Voluntariado EXATEC son perfectas para que comiences a familiarizarte con la labor social. Puedes encontrarlas en el sitio que creamos para difundirlas.

    Por otro lado, si tu interés específico tiene que ver con la calidad de vida a través de la vivienda digna, tal vez te interese Techo, un programa de construcción de vivienda en asentamientos informales de América Latina.

    Si piensas más bien en la salud, Doctor Payaso es uno de los voluntariados con mayor eco. Quienes participan realizan visitas a diversos hospitales infantiles, a fin de atender las necesidades psicosociales de niños y niñas internados.

    Ahora, si prefieres algo relacionado con la ecología y el medio ambiente y vives en Ciudad de México, Probosque lleva a cabo reforestaciones y diversas acciones de mantenimiento en el Bosque de Chapultepec. También está Whale Shark, en donde eres partícipe en la conservación del tiburón ballena, con actividades en La Paz, Baja California.

    Por supuesto, también hay voluntariados en línea, como Cibervoluntarios, donde ayudas a personas a conectarse con la tecnología; o Para, Piensa, Conéctate, que desarrolla acciones para prevenir, sensibilizar y detectar la violencia de género digital entre menores y evitar situaciones de riesgo cuando navegan por la red.

    Finalmente, quizá te convenza participar en algunas otras de las actividades e iniciativas que el Tecnológico de Monterrey opera para mejorar el futuro a través de la educación e investigación. En el sitio de Filantropía de tu alma mater puedes conocer todas estas opciones.

    Recuerda que, dado que tu retiro no será en realidad un fin completo de actividades, puedes participar en muchos programas de labor social y seguir dejando un legado; estas actividades puedes, incluso, disfrutarlas en familia o con amistades que gozan de tiempo como tú. Involucrados, lograremos un impacto social positivo. ¡Corre la voz!

    FUENTES

    1. ¿Dónde acudir si quiero hacer labor social en México? - JAGUS

    2. Una labor social es en beneficio de todos - Primera Plana

    3. Definición Global del Trabajo Social - IFSW

    Comentarios