¿Te gustaría recibir actualizaciones de nuestros artículos en tu correo?

    "Mobbing": ¡escapa cuanto antes del acoso laboral!

    ¿Cuál fue la última vez que un problema del trabajo te quitó el sueño? ¿De casualidad tuvo que ver con “alguien” más que con “algo”? No creas que estamos adivinando: toparnos con líderes o compañeros de trabajo complicados es mucho más frecuente de lo que quisiéramos.

    De acuerdo con Jesús Felipe Uribe, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM, entre 15 y 20% de los trabajadores en México ha sufrido alguna vez acoso laboral. Por su parte, Gloria Careaga Pérez, otra académica de esta misma facultad, dio cifras aún más alarmantes cuando participó en la mesa Discriminación y Acoso Laboral del Parlamento Abierto en Materia Laboral, realizada en el Senado de la República, en julio de 2019: 80% de los trabajadores ha visto a un compañero sufrir acoso, mientras que el 74% asegura que este tipo de situaciones provienen sobre todo de sus líderes.

    ¿Imaginabas que esto fuera tan común como dicen las estadísticas? Después de todo, hasta cierto punto es bastante normal que surjan fricciones en ambientes como los laborales, ¿no? Más allá de que, en muchos casos, el trabajo debe realizarse en condiciones complicadas, el simple hecho de que varias personas tengan que ponerse de acuerdo para apegarse a una estrategia resulta difícil de por sí.

    Sin embargo, cuando esos diferentes intereses y puntos de vista derivan en violencia verbal, psicológica o de cualquier otro tipo, es necesario reconocer que existe un problema de bullying laboral, o mobbing, como también es conocida esta mala práctica. Y tú, ¿podrías enfrentarla con éxito? ¿Qué hacer para librarla?

    80% de los trabajadores ha visto a un compañero sufrir acoso laboral

    ¿Qué es exactamente el mobbing?

    En la década de los ochenta, el psicólogo y psiquiatra alemán Heinz Leymann empezó a utilizar el término mobbing para referirse a esas situaciones en las que “… Una persona, o varias, ejercen una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente y durante un tiempo prolongado, sobre otra u otras personas en el lugar de trabajo con el fin de destruir sus redes de comunicación, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y conseguir su desmotivación laboral”. Leymann definía un problema que él identificó hace cuarenta años y que sigue presente hasta nuestros días.

    “Es que así es esa persona”: ¡identifica a los acosadores laborales!

    Después de haberse graduado de Ciencias de la Computación en 1975, Tim Field se especializó en el área de servicio al cliente. Aunque su talento lo había llevado a convertirse en conferencista internacional desde hacía varios años, en 1994 empezó a tener problemas con acosadores en su trabajo, hasta que fue despedido. Días después, Tim sufrió un colapso por estrés.

    La experiencia anterior lo llevó a fundar la Línea Nacional de Asesoramiento sobre Bullying en el Lugar de Trabajo del Reino Unido, y a escribir el libro Bully in sight: How to Predict, Resist, Challenge and Combat Workplace Bullying, que se publicó en 1996 y muy pronto alcanzó un gran volumen de ventas en treinta diferentes países.

    En dicho libro, Field reconoce los siguientes rasgos de personalidad de una persona acosadora laboral:

    • Miente. Tiende a moldear las cosas para acosar a su víctima de manera recurrente.
    • Encanta. Dada su facilidad para mentir, al principio suele esconder su verdadera personalidad para conquistar a quienes lo rodean.
    • Aparenta una falsa seguridad. Detrás del acoso, hay un problema de autoestima. Atacando a otros desea mostrar fortaleza y seguridad, intentando compensar su problema de fondo.
    • Control y venganza. Se empeña en que todo funcione según sus intereses. Si por cualquier motivo alguien llega a interponerse, se dedicará a hacerle la vida imposible.
    • Hipercriticismo de los otros. Tiene experiencia en identificar los puntos débiles de los demás para dirigir sus ataques. Lejos de ser constructivas, sus críticas tienen el propósito de provocar daño y malestar.
    • Irritable. Es hábil para aparentar ser amable, pero esta es solo una fachada; la realidad es que esconde mucha ira en su interior.
    • Incapaz de hacer autocrítica. En vez de aceptar sus errores, una persona acosadora laboral prefiere repartir culpas y buscar chivos expiatorios.
    • Violento. Su estado de frustración permanente le hace poseer agresividad cautiva.

    Las personas acosadoras son hábiles para aparentar ser amables, pero esta es solo una fachada; la realidad es que esconden mucha ira en su interior

    Mobbing--¡escapa-cuanto-antes-del-acoso-laboral!_Plantilla-Imagenes-Banner-EXATEC

     

    Necesitas tomar medidas

    Raciel Sosa, experto en desarrollo de líderes y equipos de alto desempeño, tiene tres recomendaciones para todo líder que se enfrente con integrantes tóxicos de su organización:

    • Así como existen métricas para evaluar resultados, crear también indicadores para medir la calidad de las relacionales y el clima organizacional de la empresa. Esto es fundamental para poder identificar a quien en verdad intoxica el ambiente, más allá de solo una percepción personal.

    • Evaluar por separado el rendimiento y la forma en que los miembros de la empresa se relacionan entre sí. Esto es importante, dado que es frecuente que las personas cumplan o incluso superen las expectativas laborales, pero generen serios problemas interpersonales.

    • Ya que se ha identificado un elemento tóxico en la organización, es hora de intervenir en busca de una solución. Clasificando el nivel de toxicidad, los casos pueden solucionarse así:
      • Leves: hacer que la persona tóxica tome consciencia sobre lo que está generando en sus colegas, hacerle una evaluación de 360 grados y darle retroalimentación.
      • Medianos: requieren la intervención de un profesional de la conducta que converse con el integrante tóxico y le haga ver sus áreas de oportunidad.
      • Graves: muchas veces, detrás de esas conductas inapropiadas y estados de ánimo desbordados hay un problema médico que requiere de un tratamiento clínico. Es necesario que esto sea evaluado por un especialista.

    Como ves, siempre hay caminos por recorrer en busca de una solución, antes de tomar una decisión drástica. Sin embargo, también es posible que, agotadas estas opciones, no haya más remedio que prescindir de esta persona por el bien del equipo.

    Ahora bien, ¿qué puedes hacer tú si eres tú la víctima de un acosador en tu trabajo? Primero que nada, debes saber que el mobbing es considerado una violación a los derechos de los trabajadores desde 2016. Por eso, si sientes que alguien está teniendo conductas de abuso hacia ti, denúnciala ante tus líderes.

    Gran parte de las compañías han diseñado protocolos para lidiar con este tipo de situaciones. Averigua cuál es el reglamento en la organización a la que perteneces e identifica las cláusulas y políticas que te amparen. Es muy importante tener claro en qué fallas está incurriendo tu acosador antes de acudir al área de Recursos Humanos (o su equivalente) para exponer la situación.

    Procura también reunir pruebas: fotos, grabaciones, correos electrónicos, testigos… todo lo que sirva para comprobar que lo que expongas es cierto. Una vez que pongas el caso en manos de quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones, pide que te mantengan al tanto de cada avance.

    Por último, es importante considerar el peor escenario: ¿qué puedes hacer si por cualquier razón no recibes respaldo de la empresa y persiste la amenaza sobre tu integridad? No olvides que es tu bienestar y salud mental lo que está en juego, así que no hagas concesiones: busca alternativas de trabajo que te ofrezcan el ambiente de armonía que necesitas, y asegúrate de contar con asesoría legal experta.

    En cualquier caso, prioriza alternativas para no permitir situaciones laborales que hagan que dejes de disfrutar tu trabajo y proyectos. ¡Tienes todo el derecho a amar lo que haces y a rodearte de las personas nutritivas con quienes aprendas y te desarrolles!

    FUENTES

    1.-Mobbing o acoso laboral - OCC

    2.-Perfil psicológico del acosador laboral - Psicología y mente

    3.- ¿Cómo lidiar con gente tóxica en el trabajo? - Forbes

    4.- 20 por ciento de los trabajadores ha vivido acoso laboral - UNAM